Hitos de la alimentación y la deglución: 18 a 24 meses

[in English]

Estos hitos abarcan el desarrollo de la alimentación y la deglución en los niños.

Cada niño se desarrolla a su propio paso y manera, incluso dentro de la misma familia, y puede alcanzar ciertos hitos antes o después que otros niños. Si su hijo no alcanza muchos de los hitos apropiados a la etapa para su edad, visite ASHA ProFind para encontrar un patólogo del habla y el lenguaje (también conocido en español como logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o foniatra) certificado por ASHA para una evaluación.

¿Qué puede hacer mi niño?

  • Se sienta sin apoyo.11
  • Se alimenta solo usando los dedos o utensilios.9, 3
  • Bebe de una taza pequeña con las manos sin derramar casi líquido.9

 

¿Cómo bebe y come mi niño?

  • Mastica de forma consistente los alimentos en ambos lados de la boca.6
  • Mueve la comida por la boca, mastica y traga sin derramarla.11

 

¿Qué debe comer y beber mi niño?

  •  Alimentos que requieren mucha masticación, como la pechuga de pollo. El niño todavía necesite que el adulto corte los alimentos más difíciles en trozos más pequeños para evitar la asfixia (IDDSI nivel 7).6, 10, 5
  • Leche humana, agua2

 

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Usted conoce bien a su hijo, así que no espere a obtener ayuda si tiene problemas para lactar, tomar el biberón o comer alimentos sólidos. Recibir ayuda a tiempo puede prevenir problemas de alimentación y fomentar una relación sana con la comida para usted y su hijo.

  • Ayude a su hijo a aprender las señales de hambre y saciedad. Esto crea hábitos alimenticios saludables y una relación positiva a largo plazo con los alimentos.
  • Los niños aprenden a través del juego, así que expóngalos a nuevos alimentos haciendo que las comidas sean emocionantes o divertidas. Por ejemplo, hagan un picnic para almorzar al aire libre o pinten con los dedos usando puré de manzana.
  • Sirva una variedad de alimentos a su hijo. No se desanime si no le gusta algo las primeras veces que lo come.
  • Deje que su hijo pruebe varias veces un alimento nuevo, así tendrá la oportunidad de decidir si le gusta.
  • Aproveche lo que a su hijo ya le gusta comer y vaya un paso más allá. Por ejemplo, si le gustan los nuggets de pollo, pruebe con una hamburguesa de pollo.
  • Pida a su hijo que pruebe nuevos alimentos, pero no lo soborne ni lo presione demasiado. Si lo presiona, es posible que su hijo establezca asociaciones negativas con el acto de comer o con la comida en general.
  • Cocine con su hijo. Compartan nuevos olores y sabores. ¡Cocinar juntos puede hacer que probar nuevos alimentos sea emocionante cuando el niño sabe que ayudó a prepararlos!

ASHA Corporate Partners