American Speech-Language-Hearing Association

Lesión del Hemisferio Cerebral Derecho

[in English]

¿Qué es la lesión del hemisferio cerebral derecho?

La lesión del hemisferio cerebral derecho es el daño al lado derecho del cerebro. El cerebro está dividido en dos lados o hemisferios. Cada hemisferio es responsable por diferentes destrezas y funciones corporales. En la mayoría de los casos, el hemisferio izquierdo es responsable por los centros del lenguaje de la persona. El lado derecho es responsable por las funciones cognitivas (las destrezas de razonamiento).

La lesión del hemisferio derecho del cerebro causa disfunciones cognitivas y de comunicación, como problemas de memoria, de atención y de razonamiento. En muchos casos, la persona que ha sufrido una lesión en el hemisferio derecho del cerebro no se da cuenta de los problemas que experimenta (agnosognosia).

¿Cuáles son algunos de los síntomas o características observables de la lesión del hemisferio cerebral derecho?

Los problemas cognitivos y de comunicación que pueden ocurrir debido a las lesiones del hemisferio cerebral derecho incluyen dificultad con:

  • la atención
  • la negligencia unilateral del lado izquierdo
  • la memoria
  • la organización
  • el sentido de orientación
  • la resolución de problemas
  • el razonamiento
  • la comunicación social (la pragmática)
La atención
dificultad en concentrarse en una tarea y en prestar atención durante más de unos minutos a la vez. Puede ser difícil y hasta imposible hacer más de una cosa a la vez.
La negligencia unilateral del lado izquierdo
una forma de deficiencia de atención. Esencialmente, la persona afectada no reconoce el lado izquierdo de su cuerpo o espacio. Estas personas no se peinan el lado izquierdo del cabello, por ejemplo, ni comen con el lado izquierdo del paladar, ya que no son capaces de verlos ni buscarlos. También afecta la lectura, ya que la persona no puede leer las palabras que se hallen en el lado izquierdo de la página, y comienzan a leer desde el medio de la misma.
La memoria
problemas para recordar información, como los nombres de las calles o las fechas importantes, y para aprender nueva información con facilidad.
El sentido de orientación
dificultad en recordar la fecha, la hora o el lugar. La persona también puede estar desorientada respecto a sí misma, lo que quiere decir que no puede recordar correctamente información personal, como la fecha de nacimiento, la edad o los apellidos.
La organización
problemas en narrar los sucesos en orden, en dar instrucciones o en atenerse a un tema durante las conversaciones.
La resolución de problemas
dificultad en responder de manera adecuada a los sucesos comunes, como un auto que no funciona o un lavamanos que se desborda. Puede ser peligroso dejar a la persona sin supervisión en estos casos, ya que podría hacerse daño a sí misma, o a los demás.
El razonamiento
dificultad en interpretar el lenguaje abstracto, como las metáforas, o en responder al humor de manera apropiada.
La comunicación social (la pragmática)
problemas en entender las pistas no verbales y en obedecer las reglas de comunicación (por ej., decir cosas inapropiadas, no utilizar expresiones faciales, hablar en el momento equivocado).

¿Cuáles son los tratamientos posibles para la persona que ha sufrido una lesión del hemisferio cerebral derecho?

La persona que ha sufrido una lesión del hemisferio cerebral derecho debe consultar, además de a su médico, a un patólogo del habla y el lenguaje (también llamado en español logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o foniatra), que es un profesional capacitado para ayudar a las personas con problemas de comunicación.

El patólogo del habla y el lenguaje trabajará con la persona y creará un plan de tratamiento encaminado a mejorar sus destrezas cognitivas y de comunicación.

¿Qué se puede hacer para obtener mejor comunicación con la persona que ha sufrido una lesión del hemisferio cerebral derecho?

  • Hacerle preguntas y recordarle las cosas a la persona de modo que pueda mantenerse hablando de un tema dado.
  • Evitar el sarcasmo, las metáforas, etc., cuando se conversa con la persona.
  • Mantener una rutina diaria.
  • Dividir las instrucciones en pasos sencillos y repetirlas según sea necesario.
  • Reducir al mínimo las distracciones al tratar de comunicarse con la persona.
  • Brindar supervisión adecuada para garantizar la seguridad de la persona.
  • Mantenerse del lado derecho de la persona y colocar los objetos a su derecha si la persona sufre negligencia unilateral.
  • Usar calendarios, relojes y libretas de notas para recordar a la persona la información importante.

Para comunicarse con un patólogo del habla y el lenguaje, visitar ASHA's Find a Professional.

Share This Page

Print This Page