COVID-19 UPDATES: Find news and resources for audiologists, speech-language pathologists, and the public. 
Latest Updates | Telepractice Resources | Email Us | Chat With Action Center

Interrupción de los servicios escolares: Información esencial para los padres de los estudiantes que reciben tratamiento del habla y el lenguaje en las escuelas durante el cierre de la COVID-19

Más de un millón de niños en los Estados Unidos reciben tratamiento en las escuelas para los trastornos del habla y el lenguaje

April 9, 2020

(ROCKVILLE, MD) Los trastornos del habla y el lenguaje ocupan el segundo lugar en orden de frecuencia bajo la categoría de discapacidades según la cual los escolares de los Estados Unidos reciben servicios conforme a la Ley para la Educación de las Personas con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). Por tanto, muchos padres expresan inquietud sobre las repercusiones del cierre de las escuelas debido a la COVID-19, preocupados por el acceso de sus hijos a los servicios de habla y lenguaje y por su capacidad de completar con éxito el trabajo escolar y mantener sus destrezas desde la casa.

Por consiguiente, la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA) presenta esta información a los padres de los niños que han estado recibiendo servicios de patología del habla y el lenguaje en las escuelas:

El niño tiene (todavía) derecho a una educación pública gratuita y adecuada. El Departamento de Educación de los Estados Unidos ha aclarado que los distritos escolares han de continuar en este momento impartiendo educación pública gratuita y apropiada a todos los estudiantes, incluidos los estudiantes con discapacidades. También ha indicado que la educación pública gratuita y apropiada puede abarcar, según proceda, los servicios de educación especial y otros servicios relacionados que se prestan mediante la instrucción a distancia (virtual, en línea o por teléfono). Aunque observa que quizás no sea posible prestar los servicios de la misma manera que en los planteles escolares, el Departamento de Educación subraya que la ley federal sobre las discapacidades brinda flexibilidad para determinar la manera en que se han de satisfacer las necesidades individuales de los estudiantes con discapacidades.

Es posible que el niño pueda recibir servicios virtuales de habla y lenguaje durante el cierre de los planteles escolares. Algunos distritos escolares contaban ya con servicios de tratamiento virtual antes de la COVID-19 y algunos han iniciado o ampliado la capacidad de telepráctica debido a la pandemia. Según el Departamento de Educación, “Se pueden proporcionar de manera eficaz en línea muchas modificaciones y servicios relacionados con las discapacidades. Estos pueden incluir... servicios de habla o de lenguaje a través de videoconferencia”. Sin embargo, la capacidad de las escuelas de ofrecer servicios de telepráctica depende de las normas estatales de telepráctica para el tratamiento del habla y el lenguaje, las políticas de los distritos escolares locales, las capacidades tecnológicas tanto del distrito escolar como de la familia, y de diversos factores ajenos a la voluntad de los padres y los patólogos del habla y el lenguaje. Además, aunque, en algunos casos, la telepráctica ofrece beneficios equivalentes a la terapia en persona, es posible que en otros casos no sea así. Estos beneficios también dependen del niño, de su condición específica y de sus puntos fuertes y débiles.

El niño tiene derecho a la privacidad. Aún aplican las leyes de protección de la privacidad para los estudiantes con discapacidades de habla y de lenguaje.  Está prohibido compartir los expedientes médicos personales del estudiante sin el consentimiento de los padres en virtud de la Ley de Responsabilidad y Portabilidad del Seguro de Salud (HIPAA, por sus siglas en inglés), aunque el Gobierno ha anunciado que ejercerá su criterio en lo que respecta a la aplicación de las sanciones para los proveedores de salud que utilicen tecnologías de comunicación a distancia que no cumplan estrictamente con los requisitos de esta ley. Otra ley importante que atañe a la privacidad es la Ley sobre los Derechos de la Familia en Materia de Educación y Privacidad (FERPA, por sus siglas en inglés), que protege los expedientes académicos de los estudiantes. Los padres deben saber que es posible que los patólogos del habla y el lenguaje necesiten modificar el tratamiento o solicitar la aprobación de los padres en algunos casos debido a estas consideraciones de privacidad, como, por ejemplo, cuando proporcionan terapia de grupo a los estudiantes. Aunque es posible proteger de manera razonable la privacidad de los estudiantes cuando se prestan los servicios de terapia de grupo en persona, cuando se realizan por vía telepráctica, otros adultos o miembros de la familia pueden percatarse de la información personal de los demás estudiantes. Estos son factores que los padres y los patólogos del habla y el lenguaje han de sopesar juntos.

Los niños que experimentan regresión se pueden recuperar. En las actuales circunstancias, los niños con trastornos del habla y el lenguaje corren mayor riesgo de experimentar regresión académica que los demás estudiantes. Sin embargo, los estudiantes son capaces de recuperar el terreno perdido y, en la mayoría de los casos, la regresión del niño no será permanente.

Usted está haciendo todo lo posible dadas las circunstancias. Los patólogos del habla y el lenguaje entienden que las demandas que enfrentan los padres en este momento no tienen precedentes. Se dan cuenta de que la mayoría de los padres no reciben formación profesional como terapeutas o auxiliares docentes, y que es posible que muchos niños con trastornos del habla o del lenguaje no logren adaptarse al aprendizaje a distancia con tanta facilidad como otros niños. Reconocen que los padres están dedicando su mejor empeño en su esfuerzo por ayudar a sus hijos con el trabajo escolar y la terapia, a menudo mientras que se ocupan de una serie de otras responsabilidades.

El patólogo del habla y el lenguaje también hace todo lo posible dadas las circunstancias. Así como los padres encaran una nueva situación, también es este el caso con los patólogos del habla y el lenguaje. En medio de esta situación tan difícil y retadora, la mayoría de los patólogos del habla y el lenguaje que trabajan en las escuelas no están preparados para proporcionar telepráctica o para adoptar cambios en los programas educativos individualizados para un gran número de estudiantes a la vez. Sin embargo, los patólogos del habla y el lenguaje continúan plenamente consagrados al éxito educativo, social y vital del niño. Es esencial para el patólogo del habla y el lenguaje disfrutar de una buena colaboración con los padres, así como con todas las personas y entidades cuyas actividades giran en torno del bienestar del niño.

Para más información sobre los servicios de habla y lenguaje en las escuelas, visite https://www.asha.org/public/espanol/

Información sobre la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA-American Speech-Language-Hearing Association)
ASHA es la asociación profesional y científica que en ámbito nacional verifica las credenciales de más de 211,000 miembros y afiliados que son audiólogos; patólogos del habla y el lenguaje (logopedas); científicos especializados en el habla, el lenguaje y la audición; personal de apoyo de audiología y patología del habla y el lenguaje; y estudiantes. Los audiólogos se especializan en prevenir y evaluar los trastornos de audición y equilibrio, así como de brindar tratamiento audiológico, incluidos los auxiliares auditivos. Los patólogos del habla y el lenguaje identifican, evalúan y tratan los problemas del habla y el lenguaje, incluidos los problemas de deglución.