American Speech-Language-Hearing Association

Zogby International

Sondeo de adultos hispanos, adultos en general, adolescentes hispanos y adolescentes en general sobre el uso de productos de audio personal con audífonos

Resumen

Informe completo del sondeo [formato PDF]

Debido al mayor y posiblemente más peligroso uso de la tecnología de audio personal, los adultos hispanos parecen presentar mayor riesgo de pérdida de audición y pueden estar experimentando ya mayor incidencia de problemas de audición que los adultos en general, los adolescentes hispanos y los adolescentes en general.

A pesar de que en muchos casos existe menor probabilidad de que los adultos hispanos utilicen aparatos de audio personal (existe menor probabilidad de uso de teléfonos celulares, reproductores CD portátiles/Walkman y televisores/reproductores de DVD portátiles que entre los adultos en general), usan estos productos de manera menos segura que los adultos en general. Además, existe mayor probabilidad de que usen los iPods y reproductores MP3 que los adultos en general, productos que son generalmente utilizados con audífonos.

Los adolescentes en general tienden a usar el teléfono celular con mayor frecuencia que los demás grupos. Sin embargo, muy pocos usan el celular con auricular, eliminando por tanto parte del riesgo a la audición presentado por el uso del teléfono celular.

Al observar el periodo de uso típico de cada uno de los aparatos electrónicos incluidos en la encuesta, existe casi siempre mayor probabilidad de que los hispanos adultos usen estos aparatos durante más largos periodos de tiempo y en todos los casos, con excepción del teléfono celular, existe mayor probabilidad de que escuchen a alto volumen que los adultos en general. En el caso de muchos de estos aparatos, los hispanos adultos los usan una hora o más durante una sesión típica. Los adolescentes en general usan con más frecuencia estos productos durante más tiempo y a mayor volumen que los adultos en general.

Cuando se compara el uso de los iPods y otros reproductores MP3 entre los adolescentes hispanos y los adolescentes en general, los adolescentes hispanos usan estos aparatos durante periodos más largos de tiempo y a mayor volumen. Entre los adolescentes hispanos, los varones usan el iPod durante más tiempo y a mayor volumen que las hembras, pero para otros reproductores MP3, lo opuesto es cierto: las jóvenes hispanas escuchan durante más tiempo y a mayor volumen que los varones.

Además de escuchar la mayoría de estos aparatos de audio personal a mayor volumen que los adultos en general, los adultos hispanos muestran una propensión ligeramente menor a haber adquirido audífonos especiales para usar estos aparatos electrónicos. A pesar de que tanto los adolescentes hispanos como los adolescentes en general tienden a escuchar los aparatos electrónicos a mayor volumen, también es ligeramente más probable que hayan adquirido audífonos especialmente diseñados para aminorar el riesgo de pérdida de audición que los adultos, tanto hispanos como en general.

Existe mayor probabilidad de que los hispanos adultos expresen inquietud respecto a la pérdida de audición que los adultos en general (67% vs. 58% de todos los adultos) y sientan mayor inquietud sobre la pérdida de audición debido al uso de audífonos que los adultos en general (49% vs. 33% de todos los adultos). También es más probable que les preocupe la pérdida de audición de sus hijos que a la generalidad de los adultos (77% vs. 59%). En armonía con su mayor preocupación por la pérdida de audición, es más probable que estén dispuestos a bajar el volumen, acortar el periodo de tiempo que escuchan sus aparatos y comprar audífonos especiales que la generalidad de los adultos.

Porcentajes equivalentes de adultos en general y adolescentes en general (48% cada uno) dicen no inquietarse sobre la pérdida de audición debido al uso de estos productos, mientras que es mucho más probable que los adolescentes en general (52%) expresen inquietud que los adultos (33%). Es más probable que los hispanos adultos (49%) y los adolescentes hispanos (58%) expresen preocupación sobre la pérdida de audición que los adultos y adolescentes en general.

A pesar de esta inquietud, más de la mitad (58%) de los todos los adolescentes y 44% de los adolescentes hispanos dicen que no es probable que reduzcan la cantidad de tiempo que emplean escuchando estos aparatos, y tres de cada diez adolescentes en ambos grupos dicen que no es probable que bajen el volumen. Una mayoría de los adolescentes, tanto hispanos como en general, dice que no es probable que compre audífonos especialmente diseñados para prevenir la pérdida de audición.

Resulta inquietante que sólo la mitad de todos los adolescentes (49%) y de los adolescentes hispanos (51%) expresen que no han experimentado ninguno de los síntomas asociados con la pérdida de audición, comparado al 63% de los adultos en general y al 53% de los adultos hispanos que indican lo mismo. Y quizás más inquietante aún es que existe mayor probabilidad de que los adolescentes hispanos (19%) y los adolescentes en general (17%) hayan experimentado tinnitus que los adultos de sus respectivos grupos.

La televisión parece ser la mejor manera de comunicar un mensaje tanto a los adultos hispanos como a sus hijos. La mitad de ellos considera la televisión la mejor manera de comunicar a los niños un mensaje sobre el riesgo de pérdida de audición, comparado a uno de cada tres adultos en general. Cuando se pregunta a los hispanos qué medios de comunicación en español ven, más de la mitad ve programas de televisión en español. Y por último, cuando se les pregunta cuál es la manera más eficaz de comunicarles un mensaje, 57% responden que la televisión con programación en inglés.

Por último, para los cuatro grupos, la televisión es la mejor manera de hacer llegar un mensaje a los niños, los adolescentes y los jóvenes adultos sobre el posible riesgo de pérdida de audición asociado con el uso de estos productos. Los hispanos adultos y adolescentes en particular (50% cada uno) consideran la televisión el mejor método de comunicación. Para la generalidad de los adultos, la diseminación de información a través de amigos y familiares es casi tan eficaz como a través de la televisión (29% y 32%, respectivamente). Las revistas para los jóvenes podrían desempeñar un papel en informar a los adolescentes, ya que comparado con los adultos el doble de ellos las considera un buen medio de hacerles llegar un mensaje, especialmente las jóvenes en ambos grupos de adolescentes.

Resulta claro que existe el interés y la necesidad de hacer llegar este mensaje a los adolescentes en general y a los adolescentes y adultos de la comunidad hispana. Existe mayor probabilidad entre estos tres grupos que entre los adultos en general de exhibir hábitos nocivos para la audición. Esto no quiere decir, por supuesto, que no exista un problema entre la generalidad de los adultos. Los cuatro grupos revelan algún nivel de hábitos nocivos e inquietud sobre la pérdida de audición, pero menor disposición a crear hábitos que reduzcan los riesgos, como bajar el volumen o comprar audífonos especiales. La televisión es obviamente el medio ideal para hacer llegar el mensaje a la mayor cantidad posible de gente. Y la utilización de los medios de comunicación en inglés, en especial la televisión, para comunicar el mensaje a los hispanos de todas las edades podría resultar beneficiosa.

Share This Page

Print This Page