American Speech-Language-Hearing Association

Sondeo: Adultos, adolescentes hispanos en EE.UU. admiten escuchar iPods y aparatos similares más alto y más tiempo

Las encuestas, encargadas por la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición, indagan sobre los hábitos de escucha y actitudes entre hispanos de distintos grupos de edades en EE. UU., Puerto Rico y México

Advertencia sobre el posible riesgo de pérdida de audición debido al uso incorrecto de la tecnología de audio personal

(Rockville, MD - 15 de noviembre de 2006) Adolescentes y adultos hispanos en los Estados Unidos informan que escuchan los populares iPods y demás reproductores MP3 durante más largos periodos de tiempo y a mayor volumen que la generalidad de los adultos y adolescentes, de acuerdo a un sondeo encargado por la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en ingles) y efectuado por Zogby International.

A pesar de las advertencias de los expertos de que escuchar los productos de la tecnología de audio personal con audífonos a alto volumen y durante largo tiempo puede tener como resultado pérdida permanente de audición, el nuevo sondeo indica que más de la mitad de los adolescentes hispanos de Estados Unidos escuchan típicamente el iPod muy alto o bastante alto, comparado al 41% de los adolescentes en general a los que se les hiciera esta pregunta en una encuesta similar mandada a realizar por ASHA el invierno pasado.

En lo que se refiere a una “sesión típica de iPod”, el sondeo indica que el 42% de los adolescentes hispanos en Estados Unidos escucha durante 1-4 horas, comparado al 30% de los adolescentes en general. Además, el 14% escucha durante 4 horas o más. La cifra es del 11% para todos los adolescentes.

El sondeo también indica mayor probabilidad de que los adolescentes hispanos de Estados Unidos usen el iPod. Cuarenta y tres por ciento informa usarlo, comparado a 36% de todos los adolescentes. Porcentajes casi equivalentes en ambos grupos—24% y 25%—informan usar otros reproductores MP3.

Mientras tanto, de acuerdo al sondeo, a pesar de que los adultos hispanos en Estados Unidos usan la tecnología de audio personal menos que la generalidad de los adultos, cuando la usan, es más probable que la utilicen de manera menos segura en general. Además, es más probable que usen los iPods y reproductores MP3 que la generalidad de los adultos. Un diecisiete por ciento usa el iPod de Apple, comparado al 11% de todos los adultos. El 15% usa otra marca de reproductor MP3, comparado al 12% de todos los adultos.

Entretanto, casi la mitad de los hispanos adultos de Estados Unidos indica que escucha típicamente el iPod muy alto o bastante alto, comparado al 38 % de los adultos encuestados el invierno pasado. En lo que atañe al periodo de uso, alrededor de la mitad de los hispanos de EE.UU. informa que escucha durante 1-4 horas y un 4% adicional escucha durante cuatro horas o más. Comparado a ello, el 38% de los adultos en general escucha durante 1-4 horas y un 15% adicional escucha durante 4 horas o más (92% de los adultos hispanos en EE.UU. escucha entre 30 minutos y 1 hora, 1-4 horas, o 4 horas o más; la cifra es del 84% para todos los adultos).

Adicionalmente, el sondeo indica que los adultos hispanos en Estados Unidos pueden tener mayor incidencia de síntomas de pérdida de audición, aunque no se establece la causa de los síntomas. Por ejemplo, 30% sube el volumen de la radio y televisión, comparado al 26% de todos los adultos. Además, indican que es más probable que digan “cómo” y “eh” durante la conversación.

ASHA insta al público a consultar a un audiólogo certificado si se experimentan síntomas de pérdida de audición.

“Más alto y más tiempo no es una manera aconsejable de usar la tecnología de audio personal”, de acuerdo a Alina Paz, miembro de ASHA y audióloga y patóloga del habla y el lenguaje certificada de las Escuelas Públicas del Condado Miami Dade. “Ello acaba por incrementar el riesgo de pérdida de audición ocasionada por el ruido, que es permanente”.

Por otra parte, considerables porcentajes de los adultos encuestados en Puerto Rico y México indican que utilizan iPods, otros reproductores MP3 y demás productos similares durante 1-4 horas y durante 4 horas o más de una vez. Por ejemplo, 69% de los encuestados puertorriqueños escuchan el iPod durante estos periodos de tiempo; para los encuestados mejicanos, la cifra es 72%. Además, casi el 60% de los encuestados en Puerto Rico escucha el iPod bastante alto o muy alto, mientras que el porcentaje para los mejicanos encuestados es del 36%. Además, más del 60% de los encuestados mejicanos escucha el iPod a volumen mediano, casi el doble del porcentaje de puertorriqueños.

El sondeo de adultos hispanos en los Estados Unidos fue efectuado mediante una encuesta telefónica nacional durante la primera semana de octubre del 2006. Los resultados reflejan un margen de error de +/- 4.5 puntos. El sondeo entre los adolescentes hispanos en Estados Unidos, también una encuesta telefónica nacional, ocurrió octubre 20-23 de 2006. El margen de error es de +/- 5.7 puntos.

El sondeo en Puerto Rico y México fue efectuado mediante un sitio Web. El primero ocurrió octubre 17-30 de 2006; el segundo, octubre 17-25 de 2006. El margen de error es de +/- 4.1 puntos.

Para obtener información en detalle sobre el sondeo, visitar www.asha.org. El primero de su tipo, este sondeo es el aspecto más reciente de America: Tuned In Today. . . But Tuned Out Tomorrow? (América: sintonizados hoy… ¿pero fuera de sintonía mañana?), la campaña de educación pública lanzada por ASHA a principios del 2006. La iniciativa insta al uso seguro de la tecnología de audio personal, recomendando medidas de seguridad como mantener los niveles de volumen por debajo del máximo aconsejable de 85 decibeles y limitar el tiempo de uso.

Recientes investigaciones sobre los niveles de amplificación del iPod y otros reproductores MP3 sugieren que estos aparatos producen niveles de sonido lo suficientemente altos como para presentar riesgo de pérdida de audición si son usados a suficiente volumen y durante periodos prolongados de tiempo. Además, un nuevo estudio respecto al efecto del tipo de audífono utilizado sobre el riesgo de pérdida de audición causada por el ruido halló que la medida de aislamiento del sonido proporcionada por los audífonos en ambientes ruidosos permitió a los sujetos del estudio seleccionar niveles inferiores de sonido.

Se puede obtener información sobre los audífonos que aíslan el sonido en www.listentoyourbuds.org, un nuevo sitio Web bilingüe creado especialmente por ASHA para los niños, los padres y los educadores, dado que el uso de este equipo es una de las recomendaciones de la campaña de ASHA. Sin embargo, de acuerdo al nuevo sondeo, 84% de los adultos hispanos en Estados Unidos no ha comprado los audífonos, un porcentaje ligeramente mayor que la cifra de 81% para todos los adultos en Estados Unidos. Los adolescentes hispanos y los adolescentes en general respondieron de manera similar. Además, en Puerto Rico tanto como en México, la mayoría de los adultos encuestados tampoco los ha comprado.

Uno de los investigadores que participara en los dos estudios antes mencionados —Brian J. Fligor, Director de Audiología Diagnóstica, Children’s Hospital, Boston— se halló entre los expertos presentes hoy cuando ASHA divulgó los resultados del sondeo más reciente en una rueda de prensa en Miami, donde está por comenzar el congreso anual del 2006 de la organización (noviembre 16-18 de 2006, Miami Beach Convention Center).

La dedicación que durante tanto tiempo ha demostrado ASHA a la comunicación multicultural e internacional es una de las razones por las que se efectuara el sondeo, de acuerdo al presidente del año 2006 de ASHA, Alex Jonson, PhD, Profesor y Catedrático de Audiología y Patología del Habla y el Lenguaje, Wayne State University, Detroit. Totalizando 43 millones, o 15% de la población de Estados Unidos, los hispanos constituyen la minoría de mayor tamaño en el país. Para el año 2043, representarán casi un cuarto de la población de Estados Unidos.

“Es obvio que la popularidad de la tecnología de audio personal trasciende culturas y fronteras”, expresa el Dr. Johnson. “Actuamos porque creemos que tenemos la responsabilidad de comunicar nuestro mensaje para el uso seguro de la misma, y en especial ahora, a la víspera de la época de compras navideñas. Lo que es más, la celebración del Congreso de ASHA, que está por comenzar en Miami, es un momento oportuno para tratar de hacer llegar nuestro mensaje a la comunidad hispana. Instamos a los miembros de los medios de comunicación a que asistan a nuestras sesiones educativas para que se puedan hacer una mejor idea de lo que está en juego cuando existe el riesgo de pérdida de audición”.

En términos generales, Johnson exhorta a que se efectúen estudios científicos más rigurosos sobre el impacto de la tecnología sobre la audición; a la creación de aparatos que indiquen cuándo está el usuario arriesgando su salud auditiva; e invita a otras organizaciones y compañías a que se unan a ASHA en su campaña de educación pública.

ASHA es la asociación profesional y científica que en el ámbito nacional verifica las credenciales de más de 123,000 audiólogos, patólogos del habla y el lenguaje, y científicos especializados en el habla, el lenguaje y la audición. Los audiólogos se especializan en prevenir y evaluar los problemas de audición, además de brindar tratamiento, incluidos auxiliares auditivos. Los patólogos del habla y el lenguaje (también llamados en español logopedas, fonoaudiólogos, terapeutas del habla o foniatras) identifican, evalúan y tratan los problemas del habla y el lenguaje, incluidos los problemas de deglución. Para obtener información adicional sobre el ruido y la pérdida de audición, o sobre otros problemas de comunicación, visitar el sitio Web de ASHA www.asha.org o llamar al 1-800-638-8255.

###

Share This Page

Print This Page